Fundamentos

.............................................................................................................................................................................................................................................

Los cambios se avecinan aceleradamente para los adolescentes que están finalizando sus estudios, ha llegado el momento de elegir qué harán el resto de sus vidas.

La tarea no es sencilla, y algunos la viven con angustia y abrumados por la creciente oferta de nuevas carreras que brindan las distintas universidades y la innumerable oferta de capacitación existente. Los jóvenes no deben olvidar a la hora de elegir una carrera que no importa que ésta sea corta o larga, sino que realmente se ajuste a su personalidad y a sus aptitudes.

La oferta educativa superior se amplía y diversifica cada vez más. Los sistemas de información acerca de las nuevas posibilidades de estudio resultan insuficientes, la relación entre estudio y trabajo ya no es tan clara.

Un aspecto fundamental en este proceso es la INFORMACIÓN. Se trata de conocer el mercado, tanto de la oferta como de la demanda, pues si bien la realidad se modifica -más en economías como las nuestras- hay carreras profesionales que históricamente están teniendo dificultades en la inserción laboral o el desarrollo económico. En cuanto a la oferta, es importante conocer los lugares donde se estudia, alcances de los títulos, habilidades necesarias, costos, tiempos, curricula, etc. Agreguemos un dato aparentemente "social", pero de alta incidencia en el mundo laboral: no da lo mismo obtener un título profesional en cualquier universidad. Hay diferencias de calidad entre ellas, como las hay entre los Centros de Formación Profesional.

Algunas de las tantas preguntas que deben hacerse los alumnos son:

¿Cómo elegir bien? ¿Qué me gustaría hacer? ¿Tengo aptitudes para elegir esta carrera?
¿Dónde estudiar? ¿En un Centro de Formación Profesional, un Instituto o una Universidad?
¿Qué diferencia hay entre una universidad pública y una privada?
¿Cómo sabemos si la Institución elegida brinda títulos oficiales?
¿Cuántas horas de estudio me llevará? ¿Si lo necesitara, me quedaría tiempo para trabajar?


Es por eso que el proceso de elección de una carrera o profesión, no es tarea sencilla; la incertidumbre y confusión que hay a nivel social, se traducen a nivel de lo individual. La angustia y ansiedad se apoderan del adolescente y sus progenitores; y al panorama arriba descripto habría que sumarle además otro factor: la enorme variedad de la oferta educativa.

El momento de la elección vocacional enfrenta al adolescente con el entorno, el cual espera que pueda definir su proyecto de vida, decir quién ser y qué hacer. El joven debe ocupar un nuevo lugar, insertarse en el circuito productivo, ya sea con la inserción laboral o bien con la elección de carrera que lo llevará al ejercicio de un trabajo.

Expo Educativa desea contribuir con los Equipos de Orientación Vocacional, Docentes y Padres en este proceso por el que atraviesan los adolescentes, brindando la más completa información sobre las distintas opciones de estudio.